La limpieza y desinfecci√≥n de superficies y ambientes en contacto con alimentos son fundamentales en la industria alimentaria y la restauraci√≥n para conseguir mantener un grado de higiene acorde a los requisitos establecidos. A tal efecto, como parte esencial de la implantaci√≥n de un sistema HACCP, es imprescindible elaborar, implantar y ejecutar protocolos de limpieza y desinfecci√≥n adaptados a las necesidades de cada instalaci√≥n, cuyo objetivo sea evitar que se produzcan contaminaciones f√≠sico-qu√≠micas y/o microbiol√≥gicas, para garantizar la inocuidad de los alimentos producidos. De esta forma, se consiguen evitar casos de toxiinfecciones alimentarias, alargar la vida √ļtil de los alimentos e impedir alteraciones organol√©pticas.

La fase de dise√Īo de los procedimientos de limpieza y desinfecci√≥n juega un papel trascendental para conseguir los objetivos anteriores. Los protocolos establecidos deben estar bien detallados, ser de f√°cil aplicaci√≥n y control y garantizar la consecuci√≥n de los objetivos marcados.